Campeona de ajedrez de siete años no puede competir en Túnez porque es Israelí…

Julio 23 de 2018, The Times of Israel

Liel Levitan está invitada en su lugar a jugar una competencia alternativa en Israel.

 La estudiante Liel Levitan de Haifa no puede aceptar una invitación para jugar en el Campeonato Mundial de Ajedrez porque la nación anfitriona, Túnez, no permite a los israelíes competir, fue informado el jueves.

Esta no es la primera vez que a los jugadores de ajedrez israelíes se les ha negado la oportunidad de participar en torneos internacionales debido a su nacionalidad.

Los atletas israelíes a menudo enfrentan dificultades cuando compiten en Medio Oriente o contra países de Medio Oriente, debido a la hostilidad hacia el estado judío.

“Hace sólo unos meses, un Campeonato Mundial de Ajedrez estaba programado para tener lugar en Arabia Saudita”, dijo el jugador de ajedrez Lior Aizenberg al noticiero Hadashot. “Era claro para todos que destacados jugadores de ajedrez israelíes no podrían participar”.

Aizenberg ha fundado en su lugar el Campeonato de Ajedrez Alternativo, el cual tiene lugar en Israel y extiende invitaciones a la competencia a jugadores de toda Europa y el mundo árabe.

Liel también ha sido invitada a competir en el torneo, el cual cuenta con el presidente saliente de la Agencia Judía Natan Sharansky y el grupo estadounidense pro-Israel Stand With Us entre sus simpatizantes.

“Ha llegado el momento de poner fin a la discriminación contra los israelíes en el ajedrez, en los deportes y en todos los campos”, dijo Aizenberg.

La Federación Internacional de Judo despojó el viernes a Emiratos Árabes Unidos y a Túnez de ser los anfitriones de dos torneos internacionales debido a que no garantizan trato igualitario para los atletas israelíes.

La decisión de suspender los torneos llegó después de que los organizadores en el Grand Slam de Abu Dhabi del año pasado se rehusaron a reconocer la nacionalidad de los atletas israelíes -una política dirigida solamente a los participantes israelíes.

Esto incluyó una prohibición de exhibir símbolos de identificación, así como también la negativa a enarbolar la bandera israelí y tocar el himno nacional durante las ceremonias para los cinco medallistas de Israel. Los competidores israelíes en su lugar compitieron bajo la bandera de la Federación Internacional de Judo debido a que Emiratos Árabes Unidos no reconoce a Israel.

Además, dos judokas de Emiratos Árabes Unidos y Marruecos se negaron a estrechar la mano de sus contrincantes israelíes. El principal oficial de judo de Emiratos Árabes Unidos se disculpó luego con su homólogo israelí por el desaire.


Julio 26 de 2018, Diario Iton Gadol

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.